DECÍDETE A SER SANTO (MENSAJE DE AÑO NUEVO)

DEL SERVIDOR GENERAL

MENSAJE DE AÑO NUEVO

DECÍDETE A SER SANTO

 

1 de enero, 2012

 

¡Feliz Año Nuevo a todos!

 

Cada nuevo año es una encrucijada. Decidimos seguir los caminos de Dios o nuestros propios caminos. O vamos hacia adelante con Dios, o retrocedemos. Naturalmente podemos también quedarnos en el mismo lugar, ni hacia adelante ni hacia atrás, pero hacer esto es como ir hacia atrás. Dios nos llama a la santidad y al discipulado, y tenemos toda nuestra vida para ello, y cada nuevo día debemos dar deliberadamente un paso adelante. Si no es así, pues habremos perdido un día de nuestra vida para acercarnos a Dios. Estar en el mismo lugar y no más cerca es haber dado un paso atrás.

 

¿Cómo caminan las personas hacia adelante? Examinan su vida y hacen propósitos. Para cambiar. Para hacer las cosas mejor. Para ser más santos.

 

Dentro del contexto de nuestra vida y misión en MPC-FFV, aquí están las cosas más básicas que tenemos que hacer:

 

  • ·     Tener un tiempo de oración personal todos los días.
  • ·       Leer la Biblia todos los días.
  • ·       Asistir a todas las actividades de la comunidad. Esta es una manifestación de su fe en Dios. Esta es también la forma en que recibirán el apoyo pastoral que necesitan en su vida.
  • ·       Dar una ayuda económica mensualmente a la comunidad y semanalmente a la parroquia durante la Misa. Incluyo esto porque el dinero es usualmente lo último a lo que renunciamos para Dios. Refleja donde está realmente nuestro corazón. Den más a Dios y dejen menos para ustedes, y estarán en camino de crecer en santidad.

Así como han sido llamados a la comunidad, una comunidad evangelizadora y misionera, dedicada a una intensa guerra espiritual, sepan lo que esto significa. Cada uno de los miembros es importante en el plan de Dios. Se le ha dado a cada miembro un don espiritual para servir. Cada miembro es un instrumento de la santificación de los demás. Cada miembro será atacado espiritualmente por el enemigo. Así que oro para que ustedes puedan también buscar lo siguiente:

 

  • ·       No sean demasiado sensibles a la corrección, la crítica o incluso a la opresión o injusticias percibidas.
  • ·       Tengan respeto por y una sumisión activa para con sus líderes.
  • ·       Sean rápidos para perdonar y no abriguen resentimientos.
  • ·       No peleen con sus hermanos. Hay solo un enemigo y ellos no lo son.
  • ·       Regocíjense siempre, aun en la aflicción y el sufrimiento redentores por la causa de Cristo.
  • ·       Lo que sea que hagan, háganlo por y en el nombre de Jesús. El es su más grande prioridad. Obedézcanle sin reservas.
  • ·       Y no lo olviden: ¡evangelicen!

 

Lo considero como un privilegio para mí caminar con ustedes mientras sirven y viven por Cristo. Les agradezco todo su trabajo y sacrificio en el pasado año. Dios sabe todo lo que ustedes han hecho por El. En este nuevo año, estoy una vez más abusando de su generosidad. Por favor, den más todavía de ustedes mismos. Jesús se dio completamente a ustedes. Espero que vivan, ya no para ustedes mismos, sino para El que los amó y murió por ustedes.

 

Confío en que compartan mi emoción por este nuevo año. ¡Proclamemos a Jesús con pasión!

 

Que Dios los bendiga a todos.

 

Frank Padilla